GuidePedia

0

La barba es una de las características más llamativas del hombre y su masculinidad. Hay quienes prefieren someterse al ritual casi diario de afeitarse y mantener su piel libre de vello, en la medida de lo posible. Pero por otro lado, hay hombres que disfrutan de tener una barba frondosa de la que, aunque no lo parezca, deben cuidar a diario tanto como aquellos que deciden afeitarse. Ya que para lucir una barba perfecta, esta requiere de unos cuidados básicos que debemos respetar si no queremos parecer desaliñados y poco higiénicos.

Nos guste o no reconocerlo, la barba también es pelo y como tal requiere unos cuidados del mismo modo que la piel que queda bajo esta. No se trata solo de dejar crecer la barba, recortarla y darle forma, también hay que lavarla con un champú que le vaya bien al vello y a la piel, además de aplicar algún aceite hidratante si tenemos una barba muy frondosa o una crema suave y más bien liquida, si tenemos una barba menos tupida.

Por norma general, deberemos asear nuestra barba en cada ducha que nos demos de forma que la enjabonaremos, secaremos y retocaremos siempre que sea necesario. La piel también se merece nuestra atención y como ya explicamos antes, es indispensable garantizar la hidratación de la zona para evitar la aparición de granos o pelos encarnados, así como la descamación que podría afectar al aspecto de nuestra barba.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top