GuidePedia

0

Es habitual que los hombres tengan un exceso de vello en algunas zonas de su cuerpo, pero algunas de estas zonas resultan estéticamente desagradables a la vista. Nos referimos a los pelos que sobresalen de la nariz y las orejas, los cuales en muchas ocasiones no se mantienen a raya lo suficiente cuando utilizamos el método de cortarlos y en un par de días, ya vuelven a ser visibles. Por ello vamos a compartir algunos otros métodos para deshacernos de ellos.

En el caso de la nariz y como es una zona muy sensible, lo único recomendable es que uséis unas pequeñas tijeras para recortar los pelos o como mejor opción, una depiladora especial para esas zonas. Resulta asequible para cualquier bolsillo, eficaz con los vellos indeseados y sobretodo es delicada con la mucosa nasal evitando heridas o cortes innecesarios.

En el caso del vello de las orejas podemos optar por tres métodos. En primer lugar tenemos las pinzas con las cuales podemos arrancar los vellos siempre y cuando no sean muchos. En segundo lugar y si el vello es algo más abundante, la cera puede ser una buena manera de eliminarlos y por ultimo para los vellos más rebeldes, también podéis hacer uso de la depilación láser, la cual es la más efectiva de todas.

Publicar un comentario

 
Top