GuidePedia

0


Los hongos en los pies siempre están producidos por un exceso de humedad en los mismos, que se podrían haber evitado gracias a un correcto secado de la piel y a la prevención de los mismos, no colocando los pies en zonas comunes mojadas y que albergan hongos, como las piscinas y los gimnasios.

Para no tener hongos en los pies, siempre intenta utilizar algún tipo de protector plástico para el pie desechable una vez vayas a entrar en las duchas públicas o en las piscinas, o unas sandalias de dedo de goma para no pisar directamente sobre el suelo.

Hay muchas personas que tras cortarse las uñas de los pies, proceden a lavarlas y desinfectarlas como una rutina semanal, para prevenir estas incómodas plagas de hongos que además de ser dolorosas son antiestéticas e incómodas. ¿Alguna vez te han pasado? ¿Cómo has reaccionado? ¡Coméntanos! Siempre será bueno que aprendas a cuidar de tus pies para evitar unos pies feos.


Publicar un comentario

 
Top