Siempre hay motivos para reconocer que te estás equivocando. Uno de ellos será tener mejores relaciones, aprender a confiar en los demás y que confien en ti... crear emociones mucho más saludables y también crecer como persona, algo que todos deseamos, puesto que es la misión de nuestra existencia. 


Si has hecho mal y quieres remendar tu error, sigue estos consejos: Primero aclara lo que tienes en común con la persona que has discutido, esto servirá para crear más empatía. Sincérate sobre lo que te llevo hacia la discusión y luego, haz ver tu punto de vista. Pide opinión.


Escucha lo que la otra persona piensa, siempre habrá oportunidades de llegar a acuerdos comunes que os beneficien a los dos. Esperar el perdón de la mujer que has ofendido es de vital importancia para que la relación se sincere y para que madure. Verás como siguiendo estos pasos conseguirás obtener una mejor vida emocional.