GuidePedia

0
Afeitarse es una de las rutinas más pesadas a las que los hombres tienen que enfrentarse a lo largo de su vida, ya que la barba no es una característica muy buscada por las mujeres y los hombres actuales prefieren un look más higiénico. El problema llega cuando aparecen los pelos enquistados debido al continuo uso de las cuchillas de afeitar. El pelo enquistado suele aparecer al afeitarse a contrapelo y lo que sucede es que el pelo es incapaz de romper la piel para salir y crece por debajo de esta creando en ocasiones infecciones molestas y dolorosas.

Para evitar en la medida de lo posible los pelos enquistados, es recomendable que se use un producto exfoliante antes del afeitado y sobretodo afeitar en la misma dirección en la que crece el vello. Los pelos enquistados son más habituales entre aquellos hombres con barbas fuertes y rizadas, en las que existe un tipo de piel sensible. El simple hecho del roce del cuello de las camisas puede provocar la aparición de pelos enquistados.

Usar un guante de crin suave también puede ser una opción tanto para evitar la aparición de los vellos enquistados como para ayudar a extraer el pelo que está creciendo debajo de la piel. Pero extraer dichos pelos mediante pinzas o cualquier instrumento cortante solo conlleva una posible infección y una marca en la piel tras haberse curado la herida. Lo que no implica que no vuelvan a aparecer pelos enquistados en esas mismas zonas.

Publicar un comentario

 
Top